6 RECURSOS para criar niños llenos de felicidad

¿Sabes qué hace felices a los niños?

Lo que hace felices a los niños podría sorprenderte. Los expertos en desarrollo infantil han concluido que los niños que son muy mimados y con muchos juguetes son más propensos a ser adolescentes aburridos e infelices. Según Edward Hallowell, psiquiatra y autor de varios libros sobre la felicidad, concluye: “Los mejores indicadores de felicidad futura son internos, no externos”, por eso hay que enfatizar en la importancia de ayudar a los niños a que se desarrollen con recursos internos que puedan seguir usando a lo largo de su vida y que siempre quede en los buenos recuerdos.

Les compartimos 6 recursos muy sencillos y estamos seguros que cualquier padre con paciencia, flexibilidad y dedicación, puede establecer las bases para desarrollar niños llenos de felicidad.

6 recursos ninos1. Aprende a leer las señales de tú bebé y a complacerlo:
Tú bebé sabe muy bien como demostrarte cuando está contento, feliz, triste o aburrido. Su carita se ilumina, se ríe a carcajadas o mueve sus bracitos cuando los papas llegan a la casa, o cuando entra a la hora del baño que tanto le gusta. Por el contrario, se entristece o llora desconsoladamente cuando tiene sueño y se quiere dormir o cuando no quiere más sopa. Lo que tienes que aprender es a leer sus señales y complacerlo. Los expertos han concluido que un niño feliz sonríe, juega, exhibe su curiosidad, y muestra interés en otros niños, por el contrario, un niño triste es aquel que es callado, retraído, no juega, no se ríe y habla poco.

2. Crea un espacio para la diversión:
Todos creemos que el niño que tiene más juguetes o el que come más helados es el más feliz. Pero realmente lo que más feliz hace al niño son los papas. Los padres deben relacionarse con los niños, jugar con ellos y dedicarles buen tiempo (recuerda no es la cantidad de horas sino la calidad de tiempo). Si los padres se divierten los niños también y mucho más. El juego genera alegría, pero también es el medio como el niño desarrolla habilidades para su felicidad futura. Por eso deben ser creativos, el juego no son las clases de música, los deportes, u otras actividades organizadas. El juego es cuando los niños inventan, crean y sueñan despiertos con sus padres.

3. Ayúdalos a encontrar sus talentos y gustos:
Las personas felices son aquellas que dominan su talento y son felices con todo lo que hacen. Por ejemplo, cuando tu niño practica cómo tirar una pelota, aprende de sus errores y aprende disciplina, después, gozará de la felicidad que aprendió a tirar la pelota con sus propios esfuerzos, gozará porque se ganó el reconocimiento de los otros cuando lo feliciten por tirar la pelota, y gozará porque se dio cuenta que puede lograr lo que él quiso. Los expertos concluyen que tanto los niños como los adultos deben seguir sus propios intereses para llegar a la felicidad de la vida.

4. Cuerpos sanos, niños felices:6 recursos ninos 2

Mucho sueño, ejercicio y una dieta saludable son importantes para el bienestar y la felicidad de cada niño. Es importante que el niño duerma las horas necesarias al día, mientras duermen crecen y se desarrollan. Es importante no interrumpir su sueño y dejar que ellos duerman hasta que lo consideren necesario. Los niños hacen ejercicio de manera innata, es importante darles

el espacio y el tiempo para que se muevan de acuerdo a sus capacidades. La dieta debe ser saludable y siguiendo los parámetros de los pediatras. No tener excesos en la cantidad mínima o máxima de comida, cada niño es diferente y ellos mismos ponen las pautas. Cuando estos conceptos están en orden verás lo lindo que es el estado de ánimo de tú bebé, estará listo para jugar y reírse a carcajadas.

5. Proporciónale disciplina e independencia cuando tengan un problema:
Muchos padres creen que deben solucionar todos los problemas del niño para que éste sea feliz, pero esto es un grave error. Los niños deben aprender a resolver los problemas por sí mismos, la vida está llena de obstáculos y ellos deben aprender a enfrentar las dificultades. Por ejemplo, un niño que tenga 7 meses de edad y esté tratando de gatear o uno de 7 años y tenga dificultades con las sumas y restas, el papel de los padres es ayudarles a que encuentren la solución o el camino idóneo al problema, pero no a proporcionársela. Todo esto influye en que tu bebé desarrolle la independencia y la confianza de sí mismo, llevándolo a tener una mayor autoestima y ser feliz consigo mismo.

6. El adulto es un modelo de conducta:
Los estudios muestran que los padres pueden pasarles su temperamento a sus hijos, no necesariamente a través de tus genes, sino a través de su propio comportamiento y forma de criarlos. Los bebés imitan a los padres, ya que estos son los mejores profesores de la vida. Cuando el papá se ríe, el bebe se ríe y el cerebro se preparó para reírse como lo hizo el papá. Debes ser un modelo positivo de conducta para tú hijo, si disfrutas las cosas pequeñas de la vida y lo expresas de la misma manera, tú bebé aprenderá a disfrutar esos pequeños detalles.