estimulacion temprana

Está comprobado que los programas de estimulación temprana ayudan en gran medida a desarrollar el crecimiento adecuado del niño mientras juega y se divierte.

Se realizan actividades que trabajan las áreas sensoriales, cognoscitivas, motoras, sociales y de lenguaje. Investigaciones médicas han concluido que las redes neurológicas del cerebro se forman en su mayoría durante los primeros años de vida y una vez estén formadas se deben alimentar. Es decir, la capacidad del cerebro crece con el uso y no necesariamente con la edad del niño.

Estos programas son desarrollados por profesionales capacitados, a través de ejercicios visuales, auditivos, tactiles, motrices y masajes. Se respeta el desarrollo natural del bebé, así como su iniciativa e independencia durante todo el proceso de aprendizaje.

Nuestros programas recomiendan la participación de los padres para que puedan entender mejor el desarrollo de su hijo, generar confianza mutua y construir vínculos sanos con sus hijos.

Cada sesión 50 minutos, con el acompañamiento de 2 profesoras expertas durante el desarrollo de las actividades. Se recomienda una frecuencia de dos clases semanales, pero existe la opción de una sesión semanal. Este servicio se ofrece a niños desde los 3 meses hasta los 2 años de edad.

En todos los niveles se trabaja la motricidad gruesa y fina, el equilibrio, el lenguaje y el desarrollo de su personalidad. Los elementos, materiales usados y el grado de dificultad de cada uno se diferencian notablemente en cada nivel, siempre buscando el bienestar y la felicidad del niño!!!

1-1

Cabecitas 3 a 6 meses:

A los tres meses, el bebé comienza a controlar su postura por voluntad propia y adquiere mayor dominio de su cabecita. El movimiento se convierte en la característica de mayor importancia. Empieza a controlar sus movimientos, realizando actividades cada vez más complejas y relacionándose con el mundo que lo rodea, las personas y las cosas a través de los sentidos, visual, auditivo y táctil.

1-4

Barriguitas 6 a 9 meses:

En esta etapa se realizan ejercicios que favorezcan el desarrollo muscular, fortaleciendo las articulaciones y los músculos lumbares. Se realizan actividades que desarrollan la capacidad de voltearse, de sentarse y de arrastrarse. Las ganas de explorar y aprender les muestra un mundo cognitivo a través de la relación causa – efecto, la planeación y la coordinación mano – ojo.

1-3

Rodillitas 9 a 12 meses:

En este periodo se inicia el gateo. Los bebés emplearán todos los movimientos y su barriguita para alcanzar algún objeto. Por medio del gateo desarrollan el equilibrio y la coordinación. La curiosidad los lleva a descubrir el mundo fantástico que los rodea y así aprenden a comunicarse e interactuar con las personas y los objetos.

1-2

Piecitos 12 a 24 meses:

En este periodo se empieza a caminar. Con los pies como factor determinante, terminan de desarrollar el equilibrio, la coordinación y crean su propia independencia. Igualmente, la creatividad y la imaginación serán estimuladas a través de los juegos, ayudando a desarrollar la lógica y la forma de pensar de los niños para que estos sean niños llenos de felicidad.