La Navidad!

20151201091008La navidad es una época ideal para potenciar los valores de la bondad, la generosidad, el amor y la amistad y hacer conscientes a los niños de la importancia que tiene ser agradable con el resto de las personas que le rodean. Además, los niños viven ilusionados durante estos días y es una etapa realmente mágica para ellos, por tanto qué mejor manera que acercarles al verdadero sentido de la navidad que mostrándoles cuáles son los valores importantes en Navidad, sin duda una de sus épocas favoritas.

Los valores son útiles y necesarios durante todos los días de nuestra vida, pero no siempre se llevan a cabo y se olvidan elementos esenciales para convivir como personas en amor y armonía. Por tanto, la navidad puede ser un buen momento para potenciar dichos valores, ya que la familia tienden a unirse, intercambiar regalos  y expresar buenos sentimientos con los demás.

La navidad es buen momento para renovar ilusiones, hacer balance de cómo ha sido nuestro año y marcar nuevos propósitos. Uno de ellos puede relacionarse con la importancia que tienen los valores en la educación para convertirnos en mejores personas y hacer del mundo un lugar maravilloso.

Nuestros hijos pueden aprender durante esta etapa y no asociar únicamente la navidad como unas semanas en las que se compra compulsivamente y en las que se fomenta el consumismo. Los padres tienen el trabajo de aprovechar esta etapa para fomentar estos valores:

-La unión y la dedicación a los demás. Los padres deben aprovechar los días navideños para pasar más tiempo con sus hijos y realizar actividades juntos como por ejemplo adornar la casa o preparar platos en familia. Es importante que todos los miembros de la familia participen activamente adornando la casa, escogiendo el menú para las fiestas, cantando villancicos o leyendo cuentos.

-Las cenas navideñas son momentos para concienciar a nuestros hijos de que se trata de un punto de encuentro con la familia, y es muy importante permanecer unidos y ser amables con los demás. De esta forma los niños pueden sacar lo mejor de estas fechas tan señaladas en el calendario y tomar conciencia de lo importante que es fomentar las buenas relaciones.

-La generosidad. Bien sabemos que es época de hacer regalos a los demás y de tener detalles con las personas que nos importan. No sólo debe basarse en regalos materiales. Los padres deben enseñar a sus hijos a ser amables y a tener buenas palabras con las demás personas. Los pequeños tienen que aprender a decir “gracias”, y “te quiero” sin ningún tipo de pudor. Con estas palabras nos estaremos acercando al corazón de los demás y potenciando las buenas relaciones.

-La alegría y acordarse de las demás personas. La navidad es una época en la que las calles se llenan de colores, la gente se ilusiona y por otro lado, se recuerdan a personas que ya no están con nosotros. Es una época en la que afloran nuestros sentimientos y es bueno transmitirle a nuestros hijos la importancia que tiene canalizar las emociones y tener una actitud positiva y alegre en la vida para sentirnos mejor con nosotros mismos y que los demás se sientan a gusto con nosotros.

– Solidaridad Podemos aprovechar esta época para hacer ver a nuestros hijos que muchas familias no tienen la suerte de tener los recursos económicos suficientes para tener una vida digna. Es momento de explicar a los pequeños la situación desfavorable que viven muchas personas para que vaya naciendo en los niños un sentimiento solidario y de conciencia con la realidad.

-La amistad. Parece que en Navidad todos nos volvemos más sensibles y nos acordamos más de nuestras amistades y de las personas que conocemos. Todos queremos felicitar estas fechas a nuestros conocidos y tenemos buenas palabras hacia ellos. Si estos gestos se llevasen más a menudo a lo largo del año estaríamos potenciando las buenas relaciones y los buenos sentimientos. Por tanto, es fundamental tanto en estas fechas como el resto del año acordarse de las personas de nuestro entorno y mostrar nuestra preocupación hacia ellos.