La risa y el juego: dos conceptos que desarrollan niños llenos de felicidad

la risa y el juego1No nos imaginamos lo que la risa y el juego aportan al desarrollo de los niños, elementos que serán indispensables desde el nacimiento hasta la vida de adultos.

Los fetos esbozan su primera sonrisa a partir de la semana 18 de gestación. Al nacer, se ríen por imitación. Después se reirán porque consideran que serán más queridos y aceptados si se ríen. Y se seguirán riendo con los amigos por movimientos o experiencias chistosas. Algunos beneficios de la risa son:

• La risa produce una sustancia que sube el ánimo inmediatamente y nos hace sentir más despiertos.
La risa aumenta los vasos sanguíneos, reduciendo el estrés y el insomnio.
 La risa disminuye el dolor físico, relaja y estira los músculos.
• La risa oxigena los pulmones, mejorando la tonicidad de la piel y el funcionamiento del organismo.
 La risa despeja la nariz y los oídos, reduciendo las infecciones.

Cuando un niño ríe, muestra su alto nivel de sociabilidad, de buena salud y de estabilidad emocional. Elementos que son relevantes en el futuro de los niños como adultos.

La infancia es la época más importante  del desarrollo humano: en esta época se define la personalidad, las habilidades motoras, intelectuales y los valores de cada ser. Esta etapa se nutre por el juego, que es sinónimo de placer, bienestar, goce, disfrute, aprendizaje y muchas risas.

Cuando los niños juegan, crean un mundo de fantasía, de creatividad, de roles, donde los niños se divierten siendo seres libres. Los beneficios del juego son:la risa y el juego2

 El juego ayuda al desarrollo intelectual, social y mental de los niños.
 El juego exige movimiento, ejercicio, elementos para combatir la obesidad infantil.
 El juego les enseña a expresarse, a socializar y a comunicarse, fundamental para un adecuado equilibrio emocional.
 El juego les enseña a trabajar en grupo, a compartir, a cooperar y a esperar turnos.
 El juego les enseña la orientación espacial: derecha, izquierda, arriba, abajo, cerca, lejos, etc.

Sin importar la complejidad del juego, sea tirar el balón o jugar ajedrez, nos estamos desarrollando y aprendiendo nuevos elementos que nutrirán nuestra vida.

Tanto la risa como el juego nutren nuestras vidas de diferentes experiencias y actividades que nos desarrollan como niños llenos de felicidad. Felicidad que será un gran elemento en nuestra vida de adultos.