TIPS para la entrada a la guardería

TIPS GUARDERIATips para que la entrada a la guardería sea llena de felicidad para los padres y los niños

Uno de los retos más difíciles en la vida de los padres, es el momento de dejar en la guardería a su hijo.  Desde el  nacimiento del niño, hasta la fecha, los padres se dedicaron a los cuidados, a los mimos y a toda la logística necesaria para cuidar a su bebé. Pero en este momento de la vida, los niños deben abandonar esa esfera protectora para acercarse y explorar el mundo real: la guardería, como su primer espacio independiente.

A continuación una lista de situaciones que los papás deben tener presente para que este proceso sea más fácil tanto para los padres como para los niños:

1. “El Objeto Transicional” es un elemento, sea cobija, chupo, juguete, etc que el niño quiere y lo hace sentir seguro. Éste siempre debe ir a la guardería, hasta que el niño se sienta seguro y no lo pida más.

2. Siempre despedirse del niño y explicarle que es hora de dejarlo en la guardería donde jugará con otros niños.  Si los papás no se despiden y no le explican la situación,  él simplemente tendrá una sensación de abandono.

3. Siempre llegar a recogerlo a la hora indicada. Cuando el niño ve que todos los otros niños se van, aumentará su frustración y su sensación de abandono.

4. Siempre advertirle al personal de la guardería sobre las restricciones alimentarias y médicas del niño.

5. Los papás deben pensar positivamente, que el niño está feliz, jugando y aprendiendo y que nada malo le pasará.

6. Los padres deben contener sus sentimientos y no llorar frente al niño, o llamar seguidamente a la guardería a preguntar por él. Los padres deben mostrarle al niño confianza y tranquilidad. Se ha demostrado que los sentimientos que experimentan los padres se transmiten a los hijos.

7. No llevar al niño a la guardería cuando esté enfermo. Contagiará a los otros niños y él no se sentirá bien para disfrutar la jornada.

Estos tips no servirán de nada si los sentimientos de inseguridad y de miedo de su hijo son alimentados por los padres. La confianza que los padres les muestran a los niños a la hora de dejarlos en la guardería, será fundamental para que el proceso del niño sea feliz y tranquilo.